FAQs

Nomacorc Green Line

La tecnología Plantcorc™ es el enfoque patentado de cómo producimos los productos de Nomacorc Green Line, incluyendo Reserva, Select Green, Classic Green y Smart Green.

Es la plataforma para todos los productos de Nomacorc Green Line producidos con materias primas renovables y sostenibles que provienen de la caña de azúcar.

Vinventions ha diseñado una de las mejores soluciones de cierres para bodegas sostenibles. La tecnología PlantCorc™, propiedad de Nomacorc, ofrece tapones respetuosos con el medio ambiente, de mayor rendimiento y con un mayor control del oxígeno.

De acuerdo con la definición de European Bioplastics, la asociación de la industria del bioplástico en Europa, los biopolímeros (o bioplásticos) son plásticos producidos a partir de recursos renovables y plásticos biodegradables. La materia prima utilizada en Nomacorc Green Line proviene del etanol de caña de azúcar y se considera un biopolímero, aunque no es biodegradable.

Para más información, visite: www.european-bioplastics.org

El polietileno se produce normalmente a partir de materias primas de origen fósil como el petróleo o el gas natural y podemos encontrarlo en muchos productos de nuestro día a día: en el embalaje de alimentos, cosméticos, bebidas y bolsas entre otros.

Los biopolímeros que usamos en Nomacorc Green Line se producen a partir de materia prima renovable: etanol de caña de azúcar de Brasil. Este material tiene las mismas características que el polietileno petroquímico en lo que se refiere a aplicación, rendimiento y, sobretodo, en cuanto a reciclaje.

Nuestro fabricante de , Braskem, obtiene el 100 % de sus materias primas de proveedores en Brasil que no utilizan la quema de cultivos para cosechar la caña de azúcar.  Esto significa que el 100 % de las materias primas empleadas para producir Nomacorc Green Line también ofrecen esta garantía. Las plantas de caña de azúcar también se cultivan de forma respetuosa con el medio ambiente, usando medios sostenibles y prestando especial atención a la protección de la biodiversidad. Además, los proveedores de Braskem pasan por una auditoría externa llevada a cabo por un tercero reconocido con el fin de garantizar que cumplen con esta y otras condiciones de gran importancia.

Para más información, visite el sitio web de Braskem: www.braskem.com.br

Antes usábamos material plástico estándar derivado del petróleo para fabricar los tapones Nomacorc. En este proceso, el petróleo se extrae del suelo, se convierte en etileno y el etileno se polimeriza en polietileno, el cual era el componente principal de los tapones Nomacorc de primera generación. Este es un proceso muy habitual para producir plásticos y que para la línea Classic + se traducía en aproximadamente 12 gr de emisión de CO2 por tapón. En el caso de la tecnología PlantCorc™, el material de partida es la caña de azúcar que se destila en bioetanol y luego se convierte en bioetileno. Este bioetileno se puede polimerizar en biopolietileno. La polimerización es el mismo proceso que el utilizado para el material derivado del petróleo y el biopolietileno se puede utilizar para la producción de todos los tapones PlantCorc ™. La caña de azúcar elimina el CO2 del medio ambiente, lo que resulta en una huella de carbono negativa, cero o muy baja, según la cantidad de biopolietileno que se utilice en nuestros productos.

Mira nuestro  video :

No, las plantaciones de caña de azúcar no son orgánicas. Cerca del 90 % de las plantaciones de caña de azúcar utilizadas en la producción de etanol brasileño se concentran en la región centro-sur de Brasil, ubicada a más de 2.500 kilómetros de la región del Amazonas. La expansión de las áreas utilizadas para plantar la caña de azúcar se rige por la zonificación agroecológica de la caña de azúcar y Braskem no posee ninguna plantación de caña de azúcar.

Para más información, visite el sitio web de Braskem: www.braskem.com.br 

La mayoría de las enfermedades que amenazan a las plantas se tratan con controles biológicos. Gracias a esto, el uso de plaguicidas en las plantaciones de caña de azúcar en Brasil es bajo y el uso de fungicidas, prácticamente inexistente. Además, gracias al proceso de polimerización explicado anteriormente, el biopolietileno no contiene ningún resto de plaguicida.

Un laboratorio externo ha analizado y certificado el contenido en materia prima de origen vegetal de los productos Nomacorc Green Line. Este análisis lo ha llevado a cabo el instituto TÜV Austria que puede medir la cantidad de contenido en materia prima de origen vegetal en los tapones. 
Es muy fácil comprobar si nuestros productos están hechos con carbono biogénico analizando el contenido de carbono 14 de nuestros tapones (fechado por carbono) y esto es lo que se ha hecho mediante la certificación por estrellas de TÜV Austria.

Hemos analizado el ciclo de vida de la línea Select Green con un consultor externo para demostrar que no hay huella de carbono. El informe de este estudio está disponible bajo demanda.

No, la caña de azúcar modificada genéticamente no se vende en Brasil. Este material procede de plantas de caña de azúcar normales en Brasil y no influye en el precio y la disponibilidad del azúcar proveniente de Brasil. En la actualidad, Brasil tiene 330 millones de hectáreas de tierra cultivable y solo el 1,4 % de toda la tierra cultivable está dedicada a la producción de etanol. Además, el cultivo de la caña de azúcar en Brasil se utiliza específicamente en tierras demasiado pobres en nutrientes para cultivar otros alimentos. El cultivo de la caña de azúcar y el arado de los detritos que se encuentran en el suelo ayudan a que la tierra se recupere. Por lo tanto, los productores de caña de azúcar mueven sus cultivos de unas parcelas a otras para rehabilitar suelos agrícolas agotados.

No, no son biodegradables ni pueden usarse para abono.

El material es reciclable y, de hecho, se puede reciclar utilizando los procesos en uso hoy en día. Dado que la materia prima no es biodegradable, el CO2 capturado durante el proceso de cultivo de la caña de azúcar (desde el crecimiento de la misma hasta su producción) permanece secuestrado durante todo el ciclo de vida del plástico.

Para reciclar nuestros cierres, consulte las normas vigentes sobre los procesos de reciclaje de plástico en su propio país.

Estos biopolímeros proceden de la caña de azúcar que crece consumiendo el CO2 de la atmósfera. El carbono de la atmósfera pasa al biopolímero resultante y, como tal, tiene una huella de carbono negativa. Por lo tanto, al incorporarlos a la elaboración de los productos de Nomacorc, compensan completamente cualquier emisión positiva que se origine por otras materias primas y actividades de transporte. Dado que estos biopolímeros representan la mayor parte de material utilizado en nuestra elaboración de productos, somos capaces de compensar hasta el envío de los tapones a nuestros clientes. En otras palabras, deja nuestras instalaciones con huella de carbono negativo para llegar a nuestros clientes con una huella cero. Esto es lo que entendemos como «huella de carbono cero desde el cultivo hasta las puertas de nuestros clientes».

A Reserva y Select Green se les ha asignado la clasificación de origen vegetal de clase 3 (= 3 estrellas), lo que significa que el contenido de carbono de origen vegetal del producto se encuentra entre el 60 y el 80 %. La cifra exacta puede variar según las diferencias de elaboración entre los productos, pero también según las tolerancias dimensionales, como la densidad, la longitud y el diámetro. Todos nuestros productos Select Green (100/300/500) tienen 3 estrellas. Classic Green tiene 2 estrellas con 40-60 % de contenido en materia prima de origen vegetal y Smart Green tiene 1 estrella con 20-40 % de contenido renovable.

A algunas bodegas no les gusta la apariencia de los cierres sintéticos y temen que todo lo que no sea un corcho de aspecto natural pueda provocar rechazo entre sus consumidores, especialmente en vinos de alta gama. El diseño estético de Select Green lo soluciona creando un tapón Nomacorc que se parece más que nunca a un corcho natural. Este diseño incluye las marcas de vetas de madera tan distintivas del corcho natural, un tratamiento final de alta calidad con relieve, textura suave al tacto y la sensación táctil de los cierres hechos con corteza.

El desperdicio por defectos del vino causado por defectos relacionados con el cierre, como la contaminación del corcho por TCA, genera una gran cantidad de emisiones de carbono desperdiciadas y, por lo tanto, no es sostenible. Select Green evita la contaminación y cuenta con diferentes niveles de ingreso de oxígeno que minimizan el riesgo de reducción en la botella o de que se oxide durante el envejecimiento. Teniendo en cuenta la huella de carbono del tapón, la susceptibilidad de defectos del vino y el impacto medioambiental por el desperdicio, Select Green es la solución perfecta que puede cubrir los tres aspectos del ciclo de vida del tapón.

Los vinos biológicos, orgánicos o biodinámicos generalmente tienen un nivel bajo o ningún sulfito. En estos casos, el oxígeno no es fácil de controlar, lo que puede llevar al deterioro del vino, ya sea por reducción u oxidación temprana del mismo. Dado que los vinos son muy sensibles al oxígeno, los enólogos necesitan un control uniforme de la cantidad de oxígeno liberado en la botella. Select Green proporciona un excelente rendimiento tanto en la consistencia de la transferencia de oxígeno como en el nivel adecuado de oxígeno disponible para el vino.

Select Green ofrece tres tipos de tapones: 100, 300 y 500. Estas tres opciones de ingreso de oxígeno harán que sea más fácil cambiar a Select Green para aquellos clientes que quieren ser respetuosos con el medio ambiente. Vinventions también ofrece ayuda adicional para obtener las condiciones óptimas de embotellado mediante el uso del analizador de oxígeno NomaSense®. Esta combinación única de servicios y productos asegura una solución perfecta para los vinos sostenibles.